Iluminar y fotografiar objetos con finalidad publicitaria es creativo, riguroso técnicamente y muy excitante.
Además de la técnica, una de las cosas que más me apasionan es buscar la empatía con el cliente, con “el crador”.
Intentar descubrir como “ha visto” la imagen en su cerebro antes de que yo la haya fotografiado.

CompartirShare on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Lectura disponible també en: Català English