Observación activa

Imagen obtenida de Google Images

La observación activa es como la escucha activa: I-gua-li-ta.
Algún día podríamos practicar el ejercicio de escuchar a la persona que tenemos delante habiéndonos desnudado totalmente del juicio que de forma automática (y aunque no queramos) le vamos haciendo, contaminados por nuestro propio yo, por nuestras vivencias pasadas y por los esquemas sociales y culturales de los que estamos inevitablemente impregnados. La escucha activa requiere eso: haberse despojado totalmente de uno mismo. Requiere que nuestro cerebro no esté pensando en que diremos a continuación (eso es clave).
Es un ejercicio muy difícil. Me gustaría mucho entrenarlo.
Teniendo en cuenta que este blog va de fotos…la observación activa (la mirada): debería ser lo mismo !!

Lectura disponible també en: Català

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*